Aproximadamente 32 pastores habrían fallecido entre los meses de mayo y junio por causa del COVID-19


Familiares de un fallecido por coronavirus durante su entierro en un cementerio de Managua / AFP


Así lo confirmaron al periódico Maranata de Costa Rica varios contactos en ese país, cuyas fuentes no pudo revelar ese medio para evitar eventuales represalias.

En ese país centroamericano no han cesado las labores gubernamentales, deportivas, culturales, de comercio e industria, ni actividades religiosas. Todo sigue normal.

Esto ha provocado que el tema de los cultos mantenga dividida a la Iglesia evangélica nicaragüense, por cuanto hay líderes que son del pensamiento que las congregaciones deben de mantenerse abiertas y otros apoyan la tesis de cierre total, sin que el gobierno de Daniel Ortega tome posición al respecto.

Parte de los que se inclinan porque las congregaciones estén abiertas, piensan que lo pueden hacer manteniendo el protocolo que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS), guardando la distancia, evitando saludos, cuidando el protocolo de tos y estornudo, e incluso usando mascarilla.

Lo que sí es real, según publica Maranata, es que las iglesias que mantienen abiertas sus puertas han percibido una disminución en la asistencia, ya que la mayoría de la gente tiene miedo al contagio.

Para algunos analistas, los pastores pro-gobierno optan por mantener sus congregaciones abiertas para quedarle bien al régimen y los que no apoyan a los sandinistas, decidieron cerrar, no solo por precaución, sino también para llevar la contraria y mostrar su descontento.

Entre la fe y precaución

El sector que ha decidido seguir con los cultos dice que a los que cierran les falta fe, por cuanto Dios es el que los protege y les da el manto de cobertura.

Pero los del otro bando, afirman que más bien las iglesias deben tener protocolos más estrictos que los de la OMS, ya que se trata de vidas humanas y eso no tiene precio.

La Iglesia Católica por su parte, ha cancelado todas sus actividades desde el pasado mes de marzo y organizaciones como la Convención Bautista, decidieron cerrar sus iglesias desde junio, algo que para muchos ya es demasiado tarde.

Según el diario ABC de España, Nicaragua es uno de los países que con menos transparencia está informando de la evolución del coronavirus en su territorio, y que ha mostrado más desprecio por las llamadas a la precaución y la toma de medidas de prevención desde distintos organismos. Si bien, a día de hoy las cifras oficiales arrojan un número de contagios y víctimas muy bajos, hay firmes sospechas de su escasa veracidad ante las denuncias de familiares de afectados por el virus, como ha recogido la prensa nicaragüense.

Alianza Evangélica Nicaragüense confirma pastores fallecidos

Evangélico Digital tuvo acceso a una comunicación firmada por el presidente de la Alianza Evangélica Nicaragüense, Mauricio Fonseca, dirigida al presidente de la Alianza Evangélica Latinoamericana (AEL) Rubén Proietti. En dicho documento viene una lista con 44 nombres, apellidos y fechas de deceso de pastores nicaragüenses.

“Este es un listado preliminar de nuestros pastores que han partido a la presencia de nuestro Señor Jesucristo de Nazareth en este tiempo de la pandemia”, dice la misiva.

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.