• EDGAR HIGUERA

Aseguran escuchar sonidos como de trompeta en el cielo y lo relacionan con el «Apocalipsis».

En medio de la cuarentena obligatoria decretada en gran parte del mundo, una serie de sonidos tipo trompetas o zumbidos provenientes del cielo comenzó a llamar la atención durante la noche del pasado jueves en distintos lugares del mundo; muchos atribuyeron el sonido a las «7 trompetas del Apocalipsis».



En el último libro de la Biblia, Apocalipsis, o libro de las Revelaciones, se describe lo que serían los juicios de Dios sobre la humanidad; hay varios pasajes que mencionan trompetas en el cielo, denominadas las siete trompetas apocalípticas. Es por esto que muchas personas en las redes sociales vincularon el ruido, similar al de un zumbido, con este hecho.


Sin embargo, la explicación es un poco más científica. La NASA en 2015 explicó el fenómeno; se trata nada menos que de un fenómeno atmosférico conocido como «cielomoto» que puede ser descrito como un terremoto en el cielo.

«Cielomotos», «Brontidi», «Skyquakes», «Ruidos Moodus» o «Armas Séneca» son algunos de los nombres elegidos para bautizar a estos terremotos del cielo.


Así como abundan muchas formas para designarlos, hay tantas explicaciones posibles aunque ninguna científicamente aceptada del todo.


¿Qué es un «cielomoto»?


La explicación científica que concentra más apoyo, incluso por expertos de la NASA​, tiene que ver con el choque de masas en la atmósfera. El aire, al estar formado por una mezcla de gases que se calientan y cuyas partículas se dilatan, aumenta su volumen, y desplaza hacia afuera a los demás gases.


Como el aumento de temperatura es tan grande en tan poco tiempo, el movimiento del aire resulta extremadamente violento, generando una onda de choque. Lo que en definitiva provoca esos llamativos sonidos provenientes del cielo.


Es decir que mientras en la Tierra hay movimientos de placas, en el cielo se produce un choque de masas de aire calientes y frías lo que a su vez genera un ruido poco conocido.


Los cielomotos se pueden formar en cualquier parte del mundo, pero América del Sur, Australia y Estados Unidos han sido los últimos en poder vivirlos.


Algunas teorías


Muchas teorías comienzan a sumar puntos; Al tratarse de regiones costeras, muchos aseguran que tiene más que ver con el choque de las olas contra los acantilados.


«El ruido que genera se puede deber al metano que liberan unos cristales del fondo del océano. Con la combustión, este es un gas que podría producir un gran estruendo», según el portal Meteorología en la Red.


Además, surgen otras teorías del origen, que incluso podrían pensarse como disparatadas, como aviones supersónicos que rompen la barrera del sonido o meteoritos que avanzan hacia la atmósfera, ondas de choque causadas por eyecciones de masa coronal del Sol que se estrella contra el campo magnético de la Tierra; y hasta erupciones de volcanes.


Sin embargo,  muchas han sido desestimadas sistemáticamente por los expertos. Por un lado, niegan que el sonido de los «cielomotos» sea parecido al de los mencionados aviones. Y por el otro, cuando los meteoritos procedentes del espacio exterior ingresan en la atmósfera dejan un destello de luz brillante.Los cielomotos no desprenden ningún tipo de luz.


Por otro lado, resulta sumamente complicado hablar de una frecuencia determinada a la hora de ciertos fenómenos que analiza la meteorología. Pero lo cierto es que hay registros de cielomotos desde principios del siglo XIX, según explica la BBC.


Cielomoto y Coronavirus


Muchos en el mundo han comparado la actual pandemia de Covid-19 con las plagas mencionadas en la Biblia, asegurando que estamos viviendo el fin de los tiempos o el juicio final mencionado en Apocalipsis; por lo que resulta fácil y hasta comprensible que en medio de la ignorancia, los recientes ruidos en el cielo provoquen algo de «pánico» y lleven a personas a creer que están sonando las «7 trompetas del Apocalipsis».


Los especialistas remarcan que el silencio que domina ahora las ciudades y regiones por la cuarentena obligatoria debido al coronavirus provocó que sea más fácil de percibir el cielomoto. Y que en lugares acostumbrados al alto grado de movimiento y contaminación sonora resultó una absoluta novedad.


Lo cierto es que no se trata de alguien de otro planeta que está llegando, ni que se esté cumpliendo el Apocalipsis con el sonido de las trompetas del juicio final; es el planeta Tierra que está cumpliendo su curso natural mientras los seres humanos estamos encerrados en cuarentena.


Fuente de Información: BibliaTodo.com

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.