• EDGAR HIGUERA

Ateo se convierte a Cristo luego de clamar por su vida en pleno accidente de helicóptero.

La súplica inmediata de un ateo a Dios en medio de un accidente de helicóptero, lo ayudó a sobrevivir de este fatal suceso en los Emiratos Árabes.


Dillon Beaton, un soldado australiano, quien volaba en un helicóptero durante unas pruebas de entrenamiento, en Abu Dhabi, se confesó ateo hasta que en un momento determinado nació su fe por Dios en medio de un suceso que le hubiese costado la vida.


“Dios, por favor no me dejes morir”, fue su grito desesperado cuando el helicóptero en el que iba se precipitó a tierra; y mientras ocurría el momento fatal se cuestionó porque buscaba al Señor si dudaba de su existencia.


“En ese accidente, llamé a Dios, le pregunté: ‘Dios, por favor no me dejes morir’. Y me confundió un poco, porque pensé, ‘¿Por qué iba a clamarle a Dios? No creo que Él sea real’”, dijo Beaton.


Y aunque desde pequeño fue miembro de la iglesia católica, al crecer se convenció de que Dios no existía, «Antiteísta sería una mejor descripción de lo que era», dijo.


Pensaba que creer en Dios “era una basura” y que todo aquel que lo hacía “creía en un cuento de hadas”.


10 segundos en los que clamó al Señor por su vida, lo salvaron de morir aparatosamente, “El helicóptero se estaba cayendo y me empujaron a la arena; las palas de la hélice estaban por todas partes; era muy alto, muy oscuro y polvoriento”, relata.


El sobrevivió, pero su compañero aunque lo sacaron del helicóptero falleció; su clamor no pasó desapercibido en la vida de Beaton, quien después de este hecho, comenzó su búsqueda de Dios y su propósito en Él.


Meses más tarde, conoció a un hombre que lo llevó a la iglesia Hillsong de Brisbane, Australia y el cambio fue impresionante, «Fue increible. Conocí a algunos cristianos y tenía una buena base para Jesús y Su vida, y también para aprender acerca de la Biblia”, dijo.


Desde allí, su deseo de servir a Dios y de que todos conocieran su bondad se hizo más grande; muchas maneras de pensar en él se aclararon gracias a este poderoso encuentro con Dios.


«En cierto modo, siento que me robaron la infancia, que no pude crecer con el amor de Cristo y que no me podrían presentar muchas enseñanzas y morales desde una edad temprana. Saber desde una edad temprana que Jesús está ahí y me ama, habría hecho una gran diferencia en mi vida», contó.


Desde allí ha decidido servir al Señor mientras que a la par está dentro del ejército, «Dios realmente puso las medidas más duras en su lugar para que yo pasara de la raya, porque no quería ir a Él fácilmente. Vivir una vida de pecado es divertido, no quieres cambiar eso. Pero algo dentro de ti sabe que tienes que cambiar”, dijo.


“Dios realmente obra a través de ti y te mueve de maneras increíbles, es posible que nunca te des cuenta”, finalizó.


Fuente de Información: https://www.bibliatodo.com

6 vistas0 comentarios