• EDGAR HIGUERA

Miles de cristianos piden anular el bautismo por inmersión de niños, tras la muerte de un bebé en Ru

Miles de cristianos solicitan a la iglesia Ortodoxa en Rumanía poner fin a la antigua práctica del bautismo por inmersión de los niños luego de la muerte de un bebé durante una ceremonia de bautizo.



«No pedimos el fin de la práctica del bautismo, sino su modificación para evitar riesgos innecesarios e incluso absurdos», dice la petición en línea que hasta el domingo había reunido más de 64.000 nombres.


El profesor Vladimir Dumitru; por quien fue lanzada la petición, sostiene que la tradición implica brutalidad y debe ser abolida.


En una iglesia de la ciudad norteña de Suceava, el pasado 1 de febrero, un bebé falleció tras sufrir un paro cardíaco mientras era bautizado en una iglesia.


Según informa DW, el sacerdote sumergió completamente al bebé de seis semanas en el agua tres veces en la pila bautismal.


El recién nacido primero lloró, luego se quedó quieto, y después los labios del bebé se volvieron azules. El bebé fue trasladado a un hospital, donde murió unas horas después.


Maria Stamatin, médico de la unidad de cuidados intensivos del hospital de maternidad de la ciudad de Iasi, en el noreste de Rumanía, declaró a The Telegraph: «Especialmente cuando se trata de niños recién nacidos, una pequeña cantidad de agua puede provocar una parada cardiorrespiratoria y, si no se interviene rápidamente, incluso la muerte del bebé».


Vasile Banescu, un portavoz de la Iglesia Ortodoxa, sugirió que las iglesias podrían rociar agua bendita sobre los bebés en lugar de sumergirlos.


«Es, sin duda, un caso trágico, un caso que tendrá que ser investigado. No imaginemos que se puede meter a un niño en el agua sin taparle la nariz, la boca y las orejas», dijo el portavoz a Antena 3.


«Hay una técnica que siempre utiliza un sacerdote experimentado. Así se celebra un bautismo con el máximo cuidado», agregó.





Fuente de Información: Bibliatodo

4 vistas0 comentarios