China ordena a los hospitales «realizar abortos y matar bebés recién nacidos» de grupos religiosos.

El gobierno de China le está pidiendo a los hospitales de la región de Xinjiang que aborten a bebés y «maten» a los no nacidos debido a temas de control de población; de lo contrario deberán enfrentar fuertes multas.


Un nuevo informe dado a conocer por el portal de noticias The Christian Post, asegura que varios centros de salud están siendo obligados a tomar medidas contra los no nacidos.


Hasiyet Abdulla, un obstetra de la región que ha trabajado en hospitales de la zona por más de 15 años, respalda al informe con sus declaraciones.


Al parecer, el médico le dijo a Radio Free Asia (RFA) que las salas de maternidad están implementando estrictas políticas de planificación familiar destinadas a restringir el número de hijos de las parejas de Xinjiang a solo 3.


«Cada hospital tenía una unidad de planificación familiar que era responsable de la implementación – quién tenía cuántos hijos, cuándo los habían dado a luz – monitoreaban todo esto», dijo.


«Las regulaciones eran tan estrictas: tenía que haber tres o cuatro años entre los niños. Hubo bebés nacidos a los nueve meses que matamos después de inducir el parto. Eso lo hicieron en las salas de maternidad, porque esas eran las órdenes», declaró.


Abdulla le dijo a RFA que los bebés eran abortados incluso si sus madres tenían «ocho y nueve meses de embarazo».


Además, afirmó que en algunos casos, los médicos «mataban a los bebés» luego de que estos habían nacido.


Los cuerpos de los pequeños ni siquiera estaban seguros, aseguró el profesional; ya que poco después eran desechados.


«No les darían el bebé a los padres, matan a los bebés cuando nacen», comentó.


«Es una orden que se ha dado desde arriba, es una orden que se ha impreso y distribuido en documentos oficiales. Los hospitales son multados si no cumplen, así que, por supuesto, lo hacen».


Informes que respaldan

Otros informes han respaldado esto, al revelar cómo el Partido Comunista Chino ha trabajado para para reducir las tasas de natalidad en Xinjiang.


Aparentemente, han usado el abuso de poder a esterilizar a muchas mujeres a la fuerza.

En junio, Adrian Zenz, erudito y cronista de las atrocidades de Beijing en Xinjiang, documentó como las autoridades impusieron multas a mujeres de la zona que tenían más de tres hijos.


Aparte de esto, las obligaron a someterse a pruebas de embarazo; y de ser necesario, a cirugías de esterilización.




Fuente de Información: https://www.bibliatodo.com

8 vistas0 comentarios