• EDGAR HIGUERA

China aumenta su persecución contra los cristianos destruyendo iglesias aprobadas por el gobierno

China se encuentra intensificando su acoso y represión contra los cristianos, demoliendo incluso iglesias aprobadas por el gobierno. Los creyentes de la nación afirman que «es la peor persecución» contra ellos «desde el presidente Mao Zedong».



Durante los últimos meses, los ataques contra los cristianos chinos por parte de sus autoridades han aumentado; el gobierno espera que los ciudadanos abracen el comunismo como su creencia.


A principios de este mes, la policía pública irrumpió en una iglesia cristiana para derribar la cruz ubicada en el techo del templo por segunda vez.


Bob Fu, presidente de la organización cristiana China Aid, reveló que han documentado más de 1,600 iglesias perseguidas en este país asiático.


Sus registros contienen cruces quemadas, derribadas y otras destruidas en una ciudad, lo cual es preocupante; sin mencionar el encarcelamiento injusto de decenas de pastores solo por predicar.


No obstante, la persecución en el país hoy ya no se limita a ciertas regiones pues, el gobierno tiene intenciones de generalizar su represión masiva de iglesias.


«Lo que decimos en 2021 es que en todas partes de China hay una intensa persecución de los cristianos. Hay intensos esfuerzos para controlar la iglesia para ponerla bajo el control del partido comunista», dijo Todd Nettleton, locutor de radio de Voice of the Martyrs (Voz de los mártires).


Pero a pesar de una mayor persecución entre los cristianos en China, la obra de Dios no puede y tampoco se ha detenido hasta ahora.


Informes especulan que la población cristiana en China podría alcanzar los 300 millones para el año 2030.


«Creemos que la evidencia de por qué la Iglesia china está tan atacada es que los líderes tienen miedo del tamaño de la Iglesia. Y el crecimiento de la Iglesia», dijo el doctor Ron Boyd-MacMillan, director de Investigación Estratégica de Puertas Abiertas sobre el tema.


La comunidad cristiana internacional motiva al pueblo de Dios a orar por los hermanos en la fe de China, para que el Señor los fortalezca en medio de esta adversidad y que no detengan su trabajo de anunciar el evangelio.




Fuente de Información: Bibliatodo

3 vistas0 comentarios