• EDGAR HIGUERA

«Perdonamos y oramos por quienes nos torturaron», dicen cristianos que huyeron de Irán.

Por ser miembro de una iglesia en casa en Irán, 3 cristianos fueron sentenciados a 10 años de cárcel, y aunque huyeron del país están orando por cada persona que lo torturó estando privados de libertad.


Kavian Fallah-Mohammadi, Amin Afshar-Naderi y Hadi Asgari, fueron sentenciados sin juicio oficial a 10 años de cárcel; todas sus apelaciones han sido rechazadas y cada una de las acusaciones los llevaba a “La Fábrica de Tortura”, la peor cárcel de Irán.


Fue en 2017 que los 3 cristianos fueron sentenciados por “actuar contra la seguridad nacional dirigiendo y organizando iglesias en casas”; todos fueron acusados de blasfemia contra el Islam sin derecho a una defensa justa de su inocencia.


La fuga de los cristianos se dio dos semanas después de que los pastores Victor bet-Tamraz y su esposa Shamiram Issavi se fueran clandestinamente del país tras recibir sentencias del mismo tipo.


«Pasaron dos años después de mi arresto en total antes de que me citaron a mi última defensa, cuando hicieron otros cargos serios en mi contra, lo que agravó aún más mi caso. Entonces, finalmente, al año siguiente, me sentenciaron a 10 años de prisión, y la demora en el proceso te pone una enorme presión psicológica», dijo Kavian.


«Por supuesto, apelamos el veredicto, pero finalmente, después de otros tres años, cuando no se llevó a cabo ningún juicio oficial, el tribunal de apelaciones aprobó el veredicto, extrañamente sin una audiencia cara a cara a la que mi abogado podría haber asistido», agregó.


Las apelaciones de los cinco creyentes, los 3 hombres y la pareja de pastores, fueron rechazadas en Julio, por tal motivo todos huyeron de un destino injusto por parte de las autoridades iraníes.


Y aunque extrañan mucho a su país, como dijo Aim Afshar, aseguraron a un medio de noticias locales que su reubicación ha sido de manera segura.


“Antes de la cárcel, había viajado al extranjero muchas veces, pero nunca decidí emigrar. Hoy estoy muy triste de haberme visto obligado a buscar refugio en otro país, por mejores que sean las condiciones afuera”, dijo.


“Digo con lágrimas en los ojos que, de acuerdo con las enseñanzas de la Biblia, tratamos de ser buenos ciudadanos en Irán y no actuar en contra de la ley. Pero el gobierno nos infligió graves heridas con puños de hierro y tanta crueldad”, agregó.


Asimismo, los tres cristianos, liderados por Amin, dijeron que siempre oran por quienes los torturaron tanto durante ese tiempo difícil de persecución; y aún más importante, los perdonan de todo corazón.


“Oramos por el gobierno, por quienes acosaron, insultaron y calumniaron, humillaron y ridiculizaron, torturaron, intentaron destruirnos, nos hicieron daño a nosotros ya nuestras familias, confiscaron nuestras propiedades. Oramos por ellos y los perdonamos”, finalizó.



Fuente de Información: https://www.bibliatodo.com


5 vistas0 comentarios