• EDGAR HIGUERA

Regresa una grave enfermedad bíblica poniendo en alerta a México con casi 90 casos confirmados.

Llama la atención el regreso de una enfermedad bíblica a México, pues ya se han encendido varias alertas al registrarse casi  90 casos de Lepra dentro del país.


Tras registrar un brote de influenza hace unas semanas, ahora las autoridades sanitarias están alertando un grave brote de lepra en México.


En lo que va de año, se han registrado 89 casos de esta enfermedad en 18 localidades del país, donde Sinaloa es la parte más afectada al tener 32 personas contagiadas; 50 hombres y 39 mujeres específicamente.


Asimismo está las siguientes localidades:

  • Michoacán: 15

  • Jalisco: 6

  • Nayarit: 5

  • Chiapas: 4

  • Nuevo León: 4

  • Baja California, Coauhila, Guanajuato, Quintana Roo, Tamaulipas: todos tienen 2 casos.

  • Morelos, Estado de México, Oaxaca, Aguascalientes: todos con 1 caso.

La OMS estima que desde el 2005, los casos de la enfermedad han aumentado de un millón a 300 mil y en esa misma cifra se ha estabilizado; sin embargo, los expertos recomiendan tener precaución con tener contacto con quienes la tengan a pesar de no ser muy contagiosa.


La lepra solo se puede transmitir mediante microgotas al hablar o estornudar con el enfermo en cuestión; ésta afecta a la piel, nervios periféricos y las mucosas de las vías respiratorias siendo a veces sistémica.


De acuerdo con lo que está escrito en la palabra de Dios, la lepra, que también se conoce como Enfermedad de Hansen, no solo se refería a las manchas blancas que aparecían en todo el cuerpo sino que también se le adjudicaba a casas y objetos como prendas de vestir.


Además, cuando se hablaba de lepra en Levítico 13 también hacía referencia a varias enfermedades infecciosas micóticas como hongos, psoriasis o vitíligo; allí no se describe si fue superado del todo la enfermedad por las personas que lo sufrieron según los parámetros que Moisés dio para su diagnóstico y posible cura.


Al parecer, la enfermedad solo tuvo un tiempo crítico en Medio Oriente cuando existieron los tiempos bíblicos; escrito está también de que el joven rey Azarías fue portador de lepra hasta el día de su muerte por causa de ofrecer incienso de manera indebida a Dios.


Esta enfermedad es crónica y solo se puede curar con un tratamiento a base de antibióticos que elimina la sintomatología en la piel como su enrojecimiento o entumecimiento.


Fuente de Información: https://www.bibliatodo.com

10 vistas0 comentarios