• EDGAR HIGUERA

Historias en ruinas: la extinción de una vieja hacienda

Actualmente quedan 460 inmuebles patrimonios del Centro Histórico de Culiacán y han demolido 400.



La historia terminó por borrarla . Ladrillo a ladrillo sus muros fueron derrumbados por máquinas y hombres. Durante más de 200 años la vieja casona habitada por empleados de “El Coloso” se erigió en la misma esquina pero ahora ya no lo es más: quedó convertida en polvo.


Hasta hace una semana, la casa ubicada en la esquina de Antonio Rosales y Juan B. Sepúlveda, daba vida al Centro Histórico de Culiacán , un patrimonio protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) , el cual prepara una demanda encontrad de los dueños para que la reconstruyan.


Los vecinos fueron testigos de que la maquinaria pesada no sólo demolió ladrillo, muros y escombros, sino una historia y miles de recuerdos que quedarán solo en eso, recuerdos.


RECUERDOS EN LA MEMORIA

A decir de don Ismael, un vecino que tiene más de 50 años viviendo enseguida de donde fue demolida la casa, compartió que esa construcción tuvo una larga trayectoria, pues según sus recuerdos ese lugar había sido una hacienda colonial, después una casa habitación y las Últimas décadas un negocio de fotografía y pastelería, pero continuaba teniendo en cuenta la misma estructura de cómo fue construida en el siglo XIX.


“Esta casa en la que yo vivo tiene más de 200 años, era de mis abuelos, ellos se la dejaron a mi mamá y luego mi hermano se hizo cargo de ella. Yo los recuerdos que tengo es que era una hacienda, toda la cuadra era una hacienda, pero fueron haciendo divisiones y vendiendo es por eso que se hicieron muchas casas, pero en su mayoría tienen la misma fachada ”, dijo.


Al ser unas de las primeras casas construidas en Culiacán, toda la zona centro pasó a ser parte del “viejo Culiacán” o del “centro histórico”, como se le conoce, donde los propietarios no pueden hacer adecuaciones a las fachadas por ya ser patrimonios protegidos.


“Por ejemplo, mi casa por dentro sigue siendo el techo de teja, pero si se da cuenta, estas casas están hechas de puro ladrillo con barro, de hecho no tienen varillas. Por eso estas casas han durado muchos años. Nosotros no podemos tocar paredes ni mucho menos la fachada ”, enfatizó.


Ismael relata que desde que era pequeño le gustaba mucho la estructura de su casa y de otras más ubicadas por el primer cuadro de la ciudad, las cuales, lamentó que la mayoría poco a poco se están extinguiendo, tal es el caso, de la que fue demolida hace una semana.


“Pues están borrando como quien dice la historia de la misma ciudad, la antigüedad de cómo fue fundado, qué tipo de construcciones eran, y pues esa es lo que dice uno, no sé en qué cabeza se les mete, tumbar las casonas que son parte del viejo Culiacán ” , agregó.


PATRIMONIOS EN RUINA

Para la señora Sofía, otra vecina del sector, que tiene más de 20 años habitando en el centro de Culiacán, en un patrimonio adquirido hace más de 90 años, pero fundado muchos años back, recordó que a lo largo de su vida le ha toca presenciar como edificios que tenían más de 200 años de antigüedad se han venido abajo y ahora son usados ​​para estacionamientos o comercios.


“Es una tristeza la verdad, hace muchos años me tocó ver cómo demolían una casa que estaba hermosa, incluso decían que por dentro conservaba muebles fundados en los años de 1800, no recuerdo bien, pero pues sí la vimos caer, al igual que vimos caer ésta ubicada por la Antonio Rosales y Sepúlveda ”, citó.


Su casa que también es patrimonio protegido del INAH, no ha modificado en la fachada pero sí al interior, pues compartió que las paredes se estaban cayendo debido a la humedad y ya representaban un peligro para sus familiares.


PROPIEDADES PROTEGIDOS

El delegado del INAH en Sinaloa, Servando Rojo Quintero, explica que la propiedad derrumbada era casa de los trabajadores de una fábrica de mantas y tejidos “El Coloso” ubicado frente al lugar que ya fue destruido.


Externó que la obra derrumbada ya fue clausurada, debido a que los particulares ejecutaron la demolición sin permiso del ayuntamiento ni del instituto al que representa.


“Nosotros vamos a presentar una demanda. Porque hicieron la obra por la libre, sin ningún permiso. Algo así pasó en el municipio de El Rosario, ya los dueños se les obligó a reconstruirlo, no idéntico a cómo era pero sí con el lenguaje general. Y ese es el objetivo nuestro, lo que queremos lograr con esta demanda ”, detalló.


Rojo Quintero aseveró que actualmente sólo quedan alrededor de 460 patrimonios protegidos que forman parte del centro histórico de Culiacán, pues ya se han demolido más de 400.


Dijo que la casa ubicada en las esquinas de Antonio Rosales y Juan B. Sepúlveda, tenía un valor catastral de un millón 302 mil pesos.


HISTORIA

Culiacán se ha caracterizado por derrumbar sus edificios históricos. En el año de 1948 fue demolido en Teatro Apolo ubicado sobre la calle Rosales.


Mercado Garmendia por colocar nuevos locales.


También el Cine Reforma localizado donde es el Módulo Inés Arredondo también fue demolido. Casonas antiguas han pasado a la historia y se han convertido en estacionamientos.


La antigua casa de los Rojo de la Josefa Ortiz de Domínguez, construida en el año 1967.




Fuente de Información: El Sol de Sinaloa

2 vistas0 comentarios