• EDGAR HIGUERA

Niños huérfanos adoran a Dios por tener una escuela dentro de su aldea en Malawi.

En la apertura de una nueva escuela para niños de bajos recursos que viven en un orfanato de Malawi, los favorecidos por la obra agradecieron a Dios con todo su corazón por este beneficio.


Dentro de la aldea Hatone, una escuela fue aperturada en Chikwawa, a modo de favorecer a estos niños que no tenían alimentos, productos para su higiene y tampoco padres o parientes; la estructura atenderá a 102 niños y niñas a través de la educación por medio del evangelio.


Con el Proyecto Umodzi asociado a Extended Hands Mission, los niños recibieron sus alimentos a diario y fue evidente como sus necesidades se fueron satisfaciendo en medio de este proceso.


Tan solo la semana pasada, con solo el diseño del proyecto se pudieron abrir dos aulas con la técnica de mampostería, que reúne varias piedras con un fuerte material para colocarlas sin ningún orden en específico.


La evidencia de como los niños están muy agradecidos con Dios la enviaron los pastores Mchenga Njanji y Ussene Ajape; los cuales se muestran contentos de que el trabajo haya dado tan buenos frutos y que los beneficiados sean tan agradecidos con el Señor.


«Que Dios los bendiga en todo momento, bendiga sus negocios, sus hogares y los bendiga en todo», afirmó el pastor Mchenga para dar gracias a todos los que fueron participes del proyecto a través de donaciones.


Este proyecto recibió un gran impulso cuando el ciclón Idai destruyó el lugar donde dormían los niños; por lo que se puso en marcha la construcción rápida de una nueva estructura para ellos a la par que se les brindaba su atención en cuanto a alimentación.


“El plan del proyecto es audaz. Diseñamos 4 aulas, cocina, baños y una secretaria. Comenzamos con la construcción de las dos primeras aulas, a pesar de las dificultades que existen. El pueblo está en una ubicación remota y es muy difícil encontrar materiales de construcción y trabajadores. La logística también es extremadamente difícil, ya que el precio del transporte es más alto que el propio material”, explicó Marcos Correa, coordinador del proyecto.


Además de la apertura de las aulas, los niños recibieron ropas nuevas, bolsos y útiles escolares; las otras dos aulas que había antiguamente se usarán para una cafetería y un pequeño salón de clases para los más pequeños.


Lo siguiente dentro del plan es construir un pozo para que tanto los niños como la comunidad puedan tener agua potable, “El proyecto empezó a avanzar en cuanto se elaboró ​​el plan. El desafío ahora es continuar la construcción. A pesar de las dificultades y el alto coste, creo que a finales de 2020, o como máximo, en la primera quincena de enero de 2021, el pozo ya está construido», dijo Correa.


La mejora de la aldea es una clara señal de lo que viene para todos, pues se piensa trabajar arduamente en la agricultura de la zona así como un parque de juegos para la recreación de los niños.



Fuente de Información: https://www.bibliatodo.com




0 vistas0 comentarios

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.