• EDGAR HIGUERA

Concurso mercantil del ingenio azucarero de Los Mochis compensa a todas las partes

A los trabajadores y a las partes fiscales como el SAT, el IMSS y al mismo municipio de Ahome se les pagó el valor total de lo que reclamaban como deuda, dice Eduardo Tlatuani Montaño, apoderado legal de Lanram



El concurso mercantil del ingenio azucarero de Los Mochis, promovido por la empresa Lanram y el propio ingenio ante el Juzgado Quinto de Distrito, logró compensar a todas las partes involucradas.


Con este convenio concursal, el cual fue propuesto por el ingenio azucarero y la empresa mexicana comercializadora de azúcar Lanram, quien fuera uno de sus principales clientes, se pudo establecer el pago con terreno de esta factoría a los diversos acreedores, no nada más a los privados, sino también a los trabajadores y la parte pública, tanto federal como local.


De acuerdo con Eduardo Tlatuani Montaño Salinas, apoderado legal de Lanram, como pago, el IMSS recibió 6 mil 800 metros cuadrados del terreno del ingenio; el SAT fue acreedor de una superficie de 10 mil 400 metros cuadrados, y los trabajadores del ingenio de 2 mil 700 metros cuadrados. Mientras que el Ayuntamiento de Ahome recibió 4 mil 281 metros cuadrados, equivalentes a casi 20 millones de pesos por concepto del impuesto predial.


“Hay rubros que vale la pena detallar, por ejemplo, los trabajadores y las partes fiscales, dígase el SAT, el IMSS y el mismo municipio de Ahome. A ellos se les pagó el valor total de lo que reclamaban. Pero, por ejemplo, los acreedores restantes, privados principalmente, en el caso de nosotros Lanram, hubo necesidad de otorgar una quita, entiéndase como un descuento que lo hacemos de forma voluntaria del 40 por ciento”, expuso.


De tal manera que la deuda de 160 millones de pesos a Lanram se saldó con 115 millones de pesos. “Nos damos por compensados, el beneficio viene para los trabajadores, viene para las familias, y pues hoy, como lo estamos viendo, sin duda se está beneficiando el municipio de Ahome porque están recibiendo un pago derivado de un terreno que equivale a casi 20 millones de pesos”.


Destacó que en este concurso, afortunadamente, sí se llegó a un final casi feliz. “Y eso es lo que podemos comunicar de manera exitosa”.


Reserva

Comentó que quedaron acreedores pendientes de definir y determinar sus créditos, como el mismo SAT y un barco norteamericano, así como un exsocio del ingenio y otros que participaron del concurso, pero no lograron a la fecha definir con precisión cuánto se les debe y siguen buscando la forma de demostrarlo.


“Dentro del convenio se deja por ley una reserva para que sea viable para este tipo de acreedores que no han determinado sus créditos. Se tiene que prever una reserva, y esta reserva igualmente se tuvo que dejar en tierra porque es lo único que hay, y el valor de esta tierra que se quedó en reserva de 608 millones de pesos, es el equivalente de superficie y valor. Todavía puede ser sujeto de cobro por parte de estos acreedores”.


Añadió que, finalmente, la última que pueda llegar a rescatar algo es la misma compañía azucarera si estos acreedores no logran demostrar o no logran cobrar, pues esta reserva regresa como patrimonio a la compañía.


“Una de las reservas es del SAT. Teníamos al IMSS, pero el IMSS, hasta donde sabemos, con lo que ha recibido ya no va a hacer más reclamos; digamos que el IMSS sí se dio por conforme con lo que recibió. Después tenemos al Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera de México, que también se les generó una reserva, pero el sindicato a su vez ya había cobrado antes del concurso en un convenio con la patrona en el ámbito laboral, si mal no recuerdo por 157 millones de pesos, donde incluyeron todas sus prestaciones y todo lo que le correspondía conforme a derecho, lo incluyeron en ese convenio y el pago que realizan, que también es en especie, en su mayoría es que les entregan la maquinaria y la factoría”.


Manifestó que Luis Puente Pérez, un exsocio del ingenio, también estaba dentro de la reserva, pero ya quedó fuera.

“Puedo confirmar que él quedó fuera del concurso, producto de una apelación que hubo donde una magistrada superior al juez quinto, en este caso fue el Segundo Tribunal Unitario de Circuito de Mazatlán, del Poder Judicial de la Federación, a cargo de la magistrada María de Lourdes Villagómez Guillón, pues el criterio y producto de esa apelación es que Luis Puente queda fuera del concurso mercantil y de esta reserva”.


Asimismo, expuso que un banco norteamericano, que financiaba al ingenio azucarero, también está dentro de la reserva; sin embargo, no ha logrado probar plenamente las sumas de dinero que se le adeudan.


El municipio quería dinero

Montaño Salinas dijo que en su momento Lanram, junto con los representante del ingenio en un par de reuniones con representantes de municipio de Ahome, intentaron negociar, pero no accedieron, sino con una orden del juez quinto de distrito.


“Esto fue de unos meses para acá, y no logramos cerrar completamente el acuerdo porque ellos finalmente, lógicamente querían dinero, hablando del municipio, pero pues dinero es lo que no hay; lo que hay es tierra, no dinero, no flujo. Así que finalmente ellos buscan otros mecanismos e intervienen de otra manera para ya cerrar su pago acogiéndose a lo que dijo el convenio a la orden del juez federal y tenían que tomarla tierra;y si no la tomaban, se buscarían otros mecanismos para cumplir, porque finalmente lo que se estaba pretendiendo en el concurso era pagarle al municipio”.


Añadió que finalmente el Ayuntamiento puso de su parte y se logró el resultado que llegara el pago a las arcas del municipio a manera de pago en especie.

Ya el resultado del cabildo es que lo van a declarar patrimonio histórico y demás, cosa que nos parece muy correcta y respetamos”.

Incluso destacó que los representantes del ingenio, Alejandro Elizondo Macías y Rodolfo de la Vega Valladolid, fueron muy insistentes, junto con su apoderado José Manuel Arreola, en que fuera esa fracción de tierra del municipio porque era la considerada histórica.

Sabían ellos que es donde se contenía el inmueble más antiguo que existe en el ingenio, y así quedó plasmado en el convenio”.

Apuesta

El abogado de Lanram comentó que es mucho terreno el del ingenio y la apuesta está en que eso se empiece a ver como un polo de desarrollo para el futuro de los jóvenes, de los inversionistas.

Sería como un polo de nueva zona a explotar. Es mucho terreno, hay mucho por hacer y Los Mochis lo merece, trae promesas con el puerto de Topolobampo, trae proyecciones de cosas por hacer muy ostentosas a futuro y esta no puede ser la excepción”.

Por lo que hizo el llamado a las cámaras empresariales y grupos industriales a sentarse para trabajar sobre un proyecto.


“Nuestra apuesta es que, si ellos buscaran desarrollar esta situación, pues vamos a necesitar ponernos de acuerdo. Por eso hacemos el llamado y estamos en condiciones de hacerlo, porque esto legalmente está listo para ya comercializarse, no la parte del municipio, en esa no nos metemos, respetamos decisiones; pero sí la parte privada, habría que averiguar qué va a hacer el SAT y qué va a hacer el IMSS y los trabajadores con sus porciones de tierra, pero esto tiene claramente un punto futuro comercial en lo que hace a la parte privada”.


CONCURSO


Intento El 2015, Lanram inició el concurso mercantil del ingenio azucarero, como un primer intento que no resultó.


Admisión

Con mucho esfuerzo lo volvieron a replantear el 2016, y el juez quinto de distrito lo admitió el 22 de noviembre de ese año.


Concurso mercantil

Mediante resolución del 24 de julio del 2018, el Juzgado Quinto de Distrito declaró el concurso mercantil del ingenio de Los Mochis.


Entrega de terreno

El 30 de octubre del 2020 fue entregado una parte del terreno del ingenio al Ayuntamiento de Ahome por orden del juez quinto de distrito como pago de predial.



Fuente de Información: El Debate


5 vistas0 comentarios

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.