#Opinión TRANSICION por Oswaldo Villaseñor 1-jul



El costo de la pandemia


Oswaldo Villaseñor


Cuando el presidente de la república anunció a finales de mayo que a partir de junio se implementaría una especie de semáforo sanitario para determinar qué Estado y cual no podría regresar a la nueva “mortalidad”, pero esa decisión sería de los gobernadores, lo primero que dijimos es que el mandatario nacional ya se había lavado las manos y había pateado el balón para eludir su responsabilidad.


Los gobernadores y la opinión pública pegaron el grito del cielo ante el deslinde evidente del gobierno federal y al final se dejó como una responsabilidad compartida.


Pero después de más de 226 mil contagios oficiales y casi 28 mil muertos oficiales –los cuales se pueden multiplicar por 8 o más según López Gatell- suena interesante hacerse una pregunta.


¿Quién pagará el costo social y político del abandono al pueblo en la pandemia? ¿Será únicamente el presidente o serán los gobernadores?


A estas alturas, nadie se escapará, pero será mayormente el Gobierno Federal.


Veamos por qué.


1.-Ayer todavía el subsecretario Hugo López Gatell quien ya perdió toda credibilidad como vocero oficial y responsable de la conducción de la estrategia para frenar la pandemia, en lugar de hablar de políticas públicas para domar al monstruo, salió una vez más a lanzar una advertencia a la gente.


2.-El hecho de que ya haya un regreso a la nueva normalidad –llamada ahora nueva mortalidad por la masacre del pueblo bueno que generó- y se abran más actividades en más estados, no quiere decir que la pandemia ya se superó. Está sigue en los niveles más altos y no se puede salir a la calle con normalidad.


López Gatell advirtió que la pandemia podría durar ahora hasta el mes de octubre. En pocas palabras, el Subsecretario que solo sale a contar contagios y muertos, ahora también sale, desde hace semanas atrás, a responsabilizar a la gente de la suerte que corra ante una fallida política pública para enfrentar la pandemia.


Esto, nada más sucede en México. Ahora sí, que como México no hay dos.


3.-Pero ante una responsabilidad y costo, que ya empezó a golpear la imagen pública de los gobernadores, ya van varios que intentan hacer lo mismo. Culpar a la gente de la masacre social que generaron con sus decisiones.


Aquí el gobierno decidió abrir Altata, pero la culpable fue la gente que abarrotó la playa.


4.-Ayer salió el gobernador de Nayarit con un mensaje duro para la gente. A la persona que se le sorprenda sin usar tapabocas en la calle será arrestada, y eso fue lo de menos.


Todo el mensaje fue para culpar a la gente por salir a la playa, centros comerciales, restaurantes, tiendas, etc, que el gobierno decidió abrir.


Ahh.. y le dejan claro. El que estén abiertos estos negocios, no es razón para que la gente salga de sus casas. ¿Entonces para que las abrieron?.


5.-Bueno, ahí es donde se advierte a un gobierno tanto Federal como Estatales completamente rebasado por una presión social que estaba a punto de estallarle.


Fracasaron evidentemente en la estrategia de contención de la pandemia con el encierro de 4 meses de la gente y la economía también les cobró factura. Hoy abren todo para calmar sectores sociales a sabiendas de la masacre que generarán, pero encontraron un culpable en la gente.


6.-¿Quién pagará un costo más alto? El presidente o los gobernadores? Bueno hasta los primeros tres meses y antes del regreso a la nueva “mortalidad” el costo mayor se había recargado en el presidente.


La conducción y responsabilidad de enfrentar una pandemia, no es de los sistemas estatales de Salud, -son coadyuvantes- sino del Sistema Federal del Salud. Es decir, del Gobierno Federal. Eso lo entiende la gente.


Los hospitales, la gran mayoría donde se atiende a los enfermos o contagiados del virus, son de competencia federal y es ahí donde nomás ya mucha gente no encuentra una atención adecuada para un momento como el que se vive.


7.-Pero además, muchos gobernadores que tuvieron la oportunidad y condiciones de implementar medidas locales para enfrentar la crisis sanitaria y económica durante los primeros meses, lograron subir sus índices de aprobación social, mientras que los que no hicieron nada, bajaron. El gobierno federal empezó a bajar desde el principio sus niveles de aprobación.


8.-Sin embargo, durante el último mes, o sea el del regreso a la nueva “mortalidad”, ya con una crisis sanitaria y económica agravada y con el apretón presupuestario que les dio el gobierno federal, ese margen de maniobra para muchos gobernadores se acabó.


Hoy nadie se escapará a las preguntas que muchos ciudadanos se harán de sus gobernantes.


¿En qué me ayudó? ¿Si me ayudó a no? ¿Qué políticas implementó para cuidar mi salud? ¿Qué apoyos entregó al sector salud? ¿Qué hizo por mí para superar la emergencia económica? ¿Hubo apoyos económicos o no? Etc.


Ese escrutinio social ya empezó sobre sus gobernantes. Evidentemente el mayor costo social lo paga y pagará el gobierno federal, pero no se irán limpios muchos gobernadores que no han y no estuvieron a la altura de las necesidades de sus gobernados.


¿Quién pagará más y cuánto?


Habrá que estar pendientes.


PASO A PASITO.-Lo dijimos días atrás. En el Comité Ejecutivo Nacional del PRI hay preocupación por lo que sucede con este partido en varios estados de la república, pero sobre todos, donde ellos son gobierno.


Sus gobernadores parecieran no estar haciendo lo que se debe hacer para conservar sus respectivas gubernaturas y parecieran estar más preocupados en que nos los vea el presidente moverse para darle la contra.


Buscan primero su salvación personal antes que la institucional y conservación del poder.


Ante la falta de claridad que hay en torno a la sucesión gubernamental que habrá en 14 estados, entre ellos Sinaloa y la nula intervención que se tenía del CEN del PRI en respeto a sus gobernadores, hoy pareciera que el Comité Ejecutivo Nacional ya se activó.


Primero el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno citó a todos los gobernadores a una reunión para aclarar miras para el 2021. Ayer el dirigente nacional del PRI, Jesús Valdés tuvo reunión en la Ciudad de México y el tema no puede ser otro. 2021.


Además, se sabe que el dirigente nacional ha recibido las opiniones de varios actores políticos que buscan ser protagonistas en el 2021 en Sinaloa y le han expuesto cual es el clima político que prevalece en la entidad.


La posibilidad de que desde México se teja una alianza electoral es real.


El tiempo de las definiciones ha llegado.


OTRO PASITO.-Sinaloa tendrá dos calendarios electorales. El local que se pospuso se arranque para el mes de diciembre y el Federal que arrancará en septiembre.


¿Quién quiere ser diputado federal por Sinaloa? Sus tiempos de agotan y arrancaran oficialmente en Septiembre.


Ufff. Ahí se verán ya muchas jugadas.


Los tiempos están encima.


UN PASITO MAS.-Que el PAS si busca una alianza con los priistas, pero no con las siglas del PRI del Gobernador.


Uff.


Lleva mucha jiribilla


Luego contamos más.

2 vistas

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.