¿Sabías que la Biblia fue el primer libro leído desde el espacio?



El 24 de diciembre de 1968 tres astronautas americanos decidieron leer el primer capítulo de Génesis en un mensaje histórico a la Tierra.

El 21 de diciembre de 1968, desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida, se lanza al espacio el Apolo 8, la primera misión destinada a un vuelo orbital alrededor de la Luna. La tripulación está compuesta por el comandante Frank Borman, el piloto del módulo de comando James Lovell y el piloto del módulo lunar William Anders.

Nombres que entran en la historia de la exploración espacial, porque los tres astronautas estadounidenses son los primeros hombres en salir de la gravedad de la Tierra, para poder observar la Tierra mientras miramos la Luna desde aquí, para entrar en el campo gravitacional de un cuerpo celeste diferente al nuestro. Ver con sus propios ojos el lado oculto de la Luna, ser testigos de un amanecer terrenal y regresar al campo gravitacional de la tierra.

Tres días después de la partida del Apolo 8 en 1968, el 24 de diciembre, se transmitió una transmisión televisiva en vivo desde el espacio. El ambiente esa especial, la emoción muy fuerte.

Todos en la NASA saben que la misión representa un paso decisivo hacia la posibilidad real de pisar la Luna. Pero también es Nochebuena, y los tres astronautas sienten la necesidad de enviar un mensaje particularmente significativo a todos los pueblos de la Tierra. Y entonces, ¿qué hacen? Sorprendentemente, empiezan a leer los primeros diez versículos del primer capítulo de Génesis, donde se describe la creación.

La lectura del Génesis

Para Borman, Lovell y Anders, la idea de leer la Biblia surgió espontáneamente. Los tres eran cristianos, y ante lo que estaban presenciando, ninguna palabra humana habría parecido adecuada. Bill Anders por lo tanto empieza a leer: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas".

Luego fue el turno de Jim Lovell: “Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.. Y Dios dijo: Que haya un firmamento en medio de las aguas, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión".

Y finalmente Frank Borman: "Y Dios dijo: Que las aguas debajo de los cielos se junten en un solo lugar, y que aparezca la tierra seca: y así fue. Y Dios llamó a la tierra seca Tierra; y a la reunión de las aguas llamó Mares: y Dios vio que era bueno...".

El mensaje se concluyó con estas palabras: "Y desde la tripulación del Apolo 8, cerramos la conexión deseando buenas noches, buena suerte, una Feliz Navidad y que Dios los bendiga a todos ustedes, a todos en la buena Tierra".


Extraído de Evangelio Digital.

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.