#Opinión SOLILOQUIO "lópezlaesi hominis" por José Luis Muñoz



Soliloquio


lópez laesi hominis


Todos sabemos que la desidia, la negligencia, el desinterés y el desprecio de lópez por atender profesionalmente los efectos de la pandemia han colocado a nuestro país en el número 4 del mundo con más fallecimientos.


Lo que no es de todos conocido es que también estamos en el "top five" mundial con más muertes de personal médico y asistencial.


México es el quinto país del mundo con más víctimas mortales entre el personal de salud.


La demora en la adquisición de equipó profesional y la insistencia ya inmemorial en que la pandemia "ya fue domada" han dejado a los heroes de la primera línea de batalla en la indefensión.


Según datos oficiales revelados el viernes 24 de este mes, en México habían muerto hasta dos días antes 906 trabajadores de la salud, incluyendo médicos, enfermeros, laboratoristas y demás personal de asistencia.


Los infectados sumaban 68 mil hace 5 días.


Información periodística indica que en los últimos 6 días se han sumado 9 víctimas mortales más que no se han cuantificado a la estadística oficial.


Uno de cada 5 infectados en el país es trabajador de la salud.


El promedio mundial es de 1 de cada 10, es decir, en México es el doble.


En CdMx, esto ocurre en mayor proporción en los hospitales y clínicas del IMSS y de la SSA.


Mientras lópez festina como lo más importante que sucede en el país las declaraciones que aun no ha hecho Lozoya, -su huésped protegido- el personal de salud que atiende Covid-19 en México tiene hasta 6 veces más riesgo de morir tras contagiarse que los profesionales sanitarios de China y Estados Unidos.


De acuerdo con el estudio "La pandemia en México. Dimensión de la Tragedia", de Signos Vitales, el 2.6 por ciento de las muertes registradas en el País durante la epidemia ha sido de personal médico.


El 41 por ciento corresponde a personal de enfermería, seguido de doctores y doctoras que representan el 30 por ciento. Súmele camilleros, asistentes, laboratoristas, administrativos de hospitales y personal de intendencia.

En Estados Unidos la proporción es de 0.54 por ciento; en China, 0.50 por ciento, y en Reino Unido, 0.40.


2.6% es una barbaridad.


Hablando de latinoamérica, los médicos y enfermeras del país tienen tres veces más posibilidad de fallecer que los de Perú, (0.86%), y dos veces más que los de Brasil, (1.22%).


El Hospital Macedonio Benitez, en Juchitán, donde trabajan 385 personas, reportó que 170 dieron positivo, entre médicos, enfermeras, camilleros, administrativos y de mantenimiento.


El reporte de la Secretaría de Salud señala que la mayoría de los casos de Covid-19 en personal de salud del país (59%) son mujeres y la media de edad es de 37 años entre ambos sexos.


Sólo un sociópata puede aparecer frente a la nación todas las mañanas y hablar de la corrupción que no combate, sino sólo la usa de show, siendo tan insensible ante la muerte y la enfermedad en el personal de salud, lo que ignora inhumanamente.


Como ignora y minimiza a los cientos de muertos y contagiados diarios de la población abierta.


Es una de las características de los sociópatas.


La deshumanización de un sociópata puede llegar a extremos inimaginables. Por definición, un sociópata es una persona carente de empatía para con otros seres humanos.


El diccionario médico los define como un retrato hablado de lópez. No hay rasgo que no le embone a la perfección. Dice:


"Al sociopata no le importa ni le conmueve el dolor ajeno".


"Un sociopata carece de sentimientos, pero sabe bien cómo fingirlos".

"Sólo muestra interés en aquellos que puede utilizar en el marco de su mezquindad manipuladora".


"Carece de remordimiento acerca de cómo sus acciones dañan a otros, ya que simplemente no le importan".

"Suelen los sociopatas ser notablemente inteligentes y poseen una impresionante capacidad para manipular, que ejercen en todos los aspectos de su vida".


Já.


"El sociopata se cree mejor que los demás y se siente por encima de las reglas que rigen el comportamiento social, por lo que no dudará en mentir, abusar y manipular para conseguir sus fines aviezos".


Shuuuuúpale pisshhooón.


"No le importa que sus pares lo rechacen, ya que desde temprana edad desprecia los sentimientos de todas las personas.


"Un sociopata regularmente busca posiciones de liderazgo para controlar a los demás y no soporta las reglas ni mucho menos recibir órdenes, como parte del sentirse superior y de que nada ni nadie está por encima de sí mismo".


¡Al diáblo con sus instituciones!


"La inteligencia del sociopata le permite fingir emociones y comportamientos sociales totalmente ajenos a su verdadero sentir".


Primero los pobres.


"El sociopata construye frases para falsear su verdadero ser y las repite constantemente".


¡ Quiubo !


¿ Sí o no ?


!Aaahhh, verdá!


Sólo un sociópata puede decirle a un país que la ola de dolor y muerte que significa una pandemia mundial le cae como anjillo al dedo a su propósito.


Cualquier pandemia, ya no digamos la más dañina de los últimos cien años.


No es que lo haya dicho por pendejo.


No.


Sólo reveló quién es y de qué está hecho.


Por supuesto lópez -en atención a la definición de sociópata- con todo el cinismo y la desfachatez del mundo se dice "humanista".


Su gobierno ha sido, por instrucciones precisas, uno de los más crueles e inhumanos del planeta en el trato al personal médico.


Giró y omitió instrucciones concretas que demoraron las compras de material indispensable que desembocaron en el desamparo del personal de salud y bloqueó una estrategia eficaz para enfrentarla.


Lo sigue haciendo con la tozudes del cubrebocas.


Jamás hizo un llamado a quienes agredieron y lesionaron a médicos y enfermeros, ni mucho menos se los reprochó.


Ante las justificadas y numerosas protestas del personal de salud a lo largo y ancho del país exigiendo equipo adecuado nos ha salido una y otra vez con su cantaleta de que son "manipulaciones de la prensa amarillista".


Desde principios de marzo lópez comenzó a repetir la falsedad de que el país estaba preparado para afrontar la pandemia, pero fue hasta abril que comenzó a adquirir, ya con el agua al cuello, el equipo primario para el personal médico, de enfermería y de asistencia.


Y desde entonces la proveeduría ha sido y sigue siendo cicatera, mezquina, ruin y miserable.


Criminal.


El primer vuelo procedente de China llegó el 8 de abril con material mínimo de protección.


El más reciente reporte oficial de compras de insumos provenientes de China reveló que se habían adquirido desde el 8 de abril hasta el 14 de mayo sólo 27 mil 200 trajes protectores completos, que de asignarlos de forma equitativa no habrían podido equipar a la mitad los 68 mil médicos y enfermeros actualmente contagiados en el país, mucho menos a la totalidad del personal en activo.


Al 2 de junio se habían adquirido 115 mil trajes completos para personal de contacto directo con los pacientes, lo que significa que sólo se les habría podido dotar de esa indumentaria en menos de dos ocasiones a los profesionales, que laboraron 88 días en promedio.


La mayor parte de los dias han trabajado con partes sueltas, como googles, guantes y batas en lugar del traje completo.


Aministía Internacional documentó que personal de salud de la Ciudad de México ha tenido que gastar alrededor del 12% de su salario en la compra de su propio equipo mínimo de protección.


Diversos estudios han identificado que la transmisión de la enfermedad entre los trabajadores de la salud está asociada con el hacinamiento, la ausencia de instalaciones de aislamiento, la dramática carencia de equipo adecuado y la contaminación en el entorno.


Añádase la ínfima capacitación que recibió el personal para lidiar con un enemigo desconocido.


Pero el 14 de mayo lópez presumió muy ufano que el personal de salud cuenta con seguro de vida gratuito para quien fallezca al atender pacientes con Covid-19.


El seguro por fallecimiento es de 50 mil pesos.


En eso se tasó la vida de un profesional en el desempeño forzado y heróico de su vocación.


Pero el seguro no lo compró el gobierno.


¡No, qué va!.


Es una cortesía humanitaria de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, muy bienvenida por toda la sociedad, que debiera entenderse como complementaria.


Del gobierno, nada.


“Nos da mucho gusto esta mañana poder anunciar un acto de apoyo, de solidaridad de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. Es dar al pueblo de México una buena noticia como ha venido sucediendo, donde muchas organizaciones, asociaciones civiles, empresariales, están adhiriéndose, apoyando, están mostrando su humanismo, su solidaridad para que entre todos podamos enfrentar la pandemia.", dijo lópez.


¿Entre todos?


...dijo la mosca.


Ni lópez ni su gobierno aparecen en esa lista de quienes "están mostrando su humanismo".


Lo suyo se parece mucho más a un crimen de lesa humanidad.


Parecen parientes cercanos.


El diccionario describe así este concepto:


El vocablo latino laedĕre, que puede traducirse como “dañar”, derivó en laesus. Este término llegó a nuestro idioma como lesa, un adjetivo que permite aludir a aquel o aquellos que recibieron un daño.


De ahí la expresión lesa humanidad: así se califica a lo que lastima, daña u ofende a la humanidad.


Humanidad dañada.


Un crimen de lesa humanidad es un atentado contra la dignidad humana que viola los principios fundamentales.


El exterminio, la desaparición forzada, la esclavitud y la tortura son considerados crímenes de lesa humanidad, al igual otros actos intencionales, que causen un gran sufrimiento o que atenten contra la integridad, la dignidad, la vida o la salud de muchas víctimas.


La Corte Penal Internacional entiende que, para que un crimen sea considerado de lesa humanidad, tiene que tratarse de un ataque sistemático contra la sociedad: es decir, con multiplicidad de víctimas. Estos actos suponen un agravio para la humanidad en su conjunto.


Otro retrato hablado.

5 vistas

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.