#Opinión "Intelectualidá decadente" SOLILOQUIO por José Luis Muñoz


Soliloquio

Intelectualidá decadente





Cada día son más las personas, los grupos, los medios y ahora también los eventos a los que lópez declara su enemistad. La semana previa le tocó turno a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el evento anual más importante de su tipo en el mundo de habla hispana, y la segunda feria de libros más grande del planeta, después de la de Frankfort.


Es también un escenario excepcional de discusión y debate.


La FIL es un orgullo para México.


Pero lópez la repudia porque ha tenido invitados como el premio nobel Mario Vargas Llosa y los escritores mexicanos Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, asiduos concurrentes anualmente desde hace décadas, y de unos meses a la fecha integrantes de su conjunto favorito de intelectuales "adversarios".


Ninguno de ellos mencionó a lópez en la edición 2019 de la feria, pero ahora se sabe que para lópez fue una ofensa su asistencia.


Otros invitados en la misma condición que Vargas Llosa fueron Siri Hustvedt, Antonio Muñoz Molina, Luisa Valenzuela, Markus Zusak, Amin Maalouf, Marcela Serrano, Annie Ernaux, Alessandro Baricco, Arun Gandhi, Vandana Shiva, Dacre Stoker, Frank Miller, -cuyos nombres lópez seguramente no recuerda o nunca escuchó mencionar- y Elena Poniatowska, además de otros 800 escritores, provenientes de 37 países y representantes de 13 lenguas.


La feria reunió el año pasado a casi 830 mil visitantes, 20 mil profesionales del libro y a 2 mil 400 sellos editoriales de 48 países.


Pero lópez asegura que se realizó en su contra.


Este año le fue otorgado a la feria el Premio Princesa de Asturias en el área de Comunicación y Humanidades, que otorga la Corona de España a los más destacados promotores de la cultura en el mundo.


El 13 de noviembre pasado, en su mañanera lópez criticó a la FIL, a su presidente Raúl Padilla y al gobernador de Jalisco Enrique Alfaro. Al encuentro literario porque, según él las últimas ferias han estado dedicadas en contra suya; a Padilla, por ser líder histórico del grupo político que domina la UdeG (desde 1989, cuando inició su rectorado), y al gobernador Alfaro, del partido Movimiento Ciudadano, por pertenecer al bloque de la Alianza Federalista y porque "se lleva ahora muy bien con Padilla".


Al comentar la distinción, lópez reaccionó indignado ante el discurso que pronunció Padilla. Dijo:


"Me llamó muchísimo la atención un renglón :‘Debemos defender al libro del populismo".


Irritado, lópez sentenció: “es la decadencia, no sólo de México, de las universidades, de la intelectualidá, de los que otorgan estos premios".

Lo que Padilla dijo fue:


"Los libros, y en general la letra impresa, se alimentan de la libertad y a la vez la amplían. La modernidad política apareció con la libertad de imprenta, con el derecho a escribir y publicar sin restricciones. Defendamos este valor fundamental, con más razón frente a los gobiernos populistas que hoy amenazan nuestra herencia liberal y ponen en riesgo la democracia...


"Nuestra Feria es una empresa cultural pública, creada y sostenida por la Universidad de Guadalajara. Esta fórmula parece un error para quienes desean que la suerte del libro se deje entera en manos del mercado, pero también a los gobiernos que creen que la cultura es prescindible y que los libros, la ciencia, la educación, deben sacrificarse por otros ideales...


"Nuestra Feria ha querido mostrar, por el contrario, que la cultura es una inversión, nunca un gasto. Y que el desarrollo es ilusorio si se descuida el capital humano y cultural".


Al enterarse lópez no dudó en darse por aludido.


Apenas el miércoles 23 de septiembre había predicado:


"...se dice que se está dejando sin presupuesto a la cultura. ¿Quién es el elemento fundamental de la cultura?, el hombre, la mujer, el ser humano... Entonces si se está apoyando a la gente como nunca, a los pobres, a los necesitados, si se están entregando becas como nunca para que puedan estudiar los hijos de familias de escasos recursos económicos ¿qué eso no es cultura?, Eso es lo principal...lo demás es accesorio".


Traducción: ir a la escuela es cultura suficiente. Punto.


El año pasado lópez redujo la aportación del gobierno federal a la feria que se realiza mayoritariamente con fondos propios y este año canceló toda ayuda. Pero también decidió que la Secretaria de Cultura no asistiera, ni ningún otro representante del gobierno, en muestra de su enemistad. Ciertamente nadie extrañó a la secretaria ni a funcionarios lopistas.


Por cierto, lópez dijo que la feria había recibido el Premio Príncipe de Asturias, ignorando que Principe de Asturias no existe.


No hay nadie en la actualidad con ese título, que ostenta tradicionalmente el heredero o heredera de la Corona de Castilla y, por extensión, de la Corona de España.


El último Principe de Asturias fue Felipe, pero desde que es Rey - 2014- el título recayó en su hija Leonor de Borbón, y por lo tanto el premio se llama Princesa de Asturias.


Quizá nadie le explicó a lópez la razón del nombre del premio y por eso designó a Leonor con título masculino.


No se sabe por qué a lópez no se le ocurrió pensar que el hecho de que su amiga Elena Poniatowska haya sido igualmente invitada hubiese significado que la feria era "en honor" a su gobierno.


También pudo optar por "discernir" que la distinción al magnifico narrrador cubano Leonardo Padura, residente en La Habana que nunca ha querido ir a vivir a otro país, es en apoyo al régimen socialista de la isla caribeña.


¿Fue por complicidad o decadencia que se eligió a Padura para la Apertura del Salón Literario Carlos Fuentes?


Tal vez lo que "razonó" lópez es que a Elenita la invitaron porque ser escritora y a Krauze, Vargas Llosa y Aguilar Camín los invitaron por ser "sus adversarios".


¡Inshe feria!


En esta edición 2020 que se vio impelida por la pandemia a inaugurar un formato virtual, internético, la FIL no pudo recibir a los miles y miles de visitantes anuales, pero está llegando masivamente a nuestras casas y a nuestros estudios gratuitamente.


Todo un éxito.


¿También quienes presenciamos las conferencias on line seremos decadentes?


Paralelamente, este mes la UNESCO anunció también que en 2021 Guadalajara será la capital mundial del libro.


Pa donde voltea hay decadencia, shingao.


El año pasado asistieron 840 mil decadentes curiosos que pagaron algunos 25 pesos el boleto de entrada, con acceso libre a conferencias, presentaciones de libros y a los 34 mil metros cuadrados del enorme salón de exposiciones. Estudiantes, maestros y adultos mayores sólo pagaron 20 pesos.


Muy fifi, de plano.


Por supuesto, el exabrupto de lópez trajo y seguirá atrayendo respuestas.


Ya es tema.


Durante la inauguración el gobernador Alfaro aseguró que la FIL es un espacio libre y abierto en el que se escuchan las voces más disímbolas, y agregó: “la FIL es el lugar en el que cada año recordamos que agachar la cabeza y guardar silencio ante la sinrazón simplemente no es una opción...es una caja de resonancia que no se puede silenciar, un espacio para la libertad que nos corresponde a todos defender”.

Y agregó: “En estos tiempos aciagos en los que lo peor de nuestro pasado aparece todos los días, muy temprano, disfrazado de futuro prometedor, en tiempos en los que los dichos valen más que los datos, en los que la verdad y la mentira se confunden, tiempos en los que el libro o la ciencia o la academia son ignorados y atacados y desplazados por dogmas, estamos obligados a dar una batalla por la defensa de las ideas y de la razón”.


"...Los libros nos blindan para no desmoronarnos ante la derrota y para no enloquecer en la victoria... ( citando a Marguerite Yourcenar, agregó) los libros son un hospital del alma, un instrumento de esperanza, un respiro en medio de la tormenta... han demostrado ser un pilar de la humanidad que trasciende épocas, ideologías y gobiernos...


Remató: los libros hacen que las mentiras tengan fecha de caducidad...dentro de ellos yacen las ideas que pueden derrumbar el engaño y eso, precisamente eso, enfurece a los totalitarios, a los identitarios, a los fundamentalistas, a los que quieren abrir las ideas de un pasado que nos duele, para convertir el odio de las personas en capital político... Por eso, cuando los ‘liberales’ (entrecomilla con los dedos) que pretenden reconstruir la nación con guías morales le dicen a la FIL conservadora, lo único que hay que hacer es sonreír ante lo ridículo”.


!Cáspita¡, como decían los libros infantiles.


Si el año pasado lópez simplemente no fue mencionado, en esta edición se ganó los titulares.


Y sin meterle un peso.


¿ Usted, qué opina?


Yo le recomiendo que ingrese al sitio web de la FIL o a su canal de YouTube y se regodeé en la decadencia de la intelectualidad mundial.


Lo accesorio ya se lo comenté.

30 vistas0 comentarios