¡Vuela!


Los líderes son cautivados por visiones y sueños, y el éxito de estas visiones dependen de que el líder se levante y se ocupe de convertir la visión en realidad. De otra manera, el líder se convierte en sólo un soñador.


Las visiones grandes desafían al líder en muchas maneras: otras personas las consideran difíciles si no es que imposibles de lograr, el líder se puede encontrar sin apoyo o sin los recursos para lograrla, y también están las cuestiones del tiempo y el lugar correcto.


TD Jakes, en su sesión titulada “¡Vuela!” nos alienta a dar el paso, a armarnos de valor y arriesgarnos, sin importar qué tan grande o difícil de creer sea la visión.


Nos recuerda que los líderes debemos atrevernos a soñar en grande, ir más allá de nuestra zona de confort, y no esperar a que tengamos todo en claro antes de lanzarnos a la acción.

TD Jakes nos da tres recomendaciones para dar el paso.


Primero, las cosas grandes nacen en situaciones de escasez. Situaciones con obstáculos y circunstancias adversas. Situaciones en donde no todo está resuelto, pero se da el paso y las cosas comienzan a ocurrir a lo largo del camino. No te menosprecies si tu situación tiene muchas limitaciones, da el paso. TD Jakes mencionó a los hermanos Wright que se atrevieron a inventar un avión desde un taller de bicicletas.Segundo, el lugar en donde quieres realizar la visión y el tiempo son importantes. Los hermanos Wright se cambiaron de Ohio a Carolina del Norte en donde los vientos eran más favorables para volar. El lugar y el ambiente en donde te encuentras es importante.


¿Estás en el lugar correcto? A veces no tiene que ver con la idea, la idea es la correcta pero no es el “viento” correcto. ¿Has considerado el tiempo de lanzamiento de la visión? Es importante discernir correctamente los tiempos y dar el paso en el momento preciso. No te adelantes, pero tampoco te atrases.Tercero, el fracaso estimula el crecimiento.


No temas fracasar. TD Jakes dijo “aprenderás más del fracaso que del ganar.” Si estás intentando y fracasando, estás en buena compañía y estás aprendiendo. Los hermanos Wright se inspiraron de las águilas, que aprenden a volar cayendo y fracasando – hasta que aprenden a usar sus alas para elevarse y volar. ¿Qué has aprendido de tus fracasos? ¿Qué puedes implementar o cambiar para dirigirte hacia el éxito? Si te encuentras sin recursos, si estás enfrentando obstáculos, si no lo tienes todo resuelto – el tener el valor y la fe para creer que algo es posible y perseverar es lo que hace posible la grandeza y la realización de las visiones.


Tus talentos, dones, habilidades y visiones te fueron dados por Dios. Él los puso en tu corazón. Ponte en sus manos y fortalécete en Él. No temas, no te desanimes.


Levántate, mueve tus alas – ¡y vuela!


Escrito por Luis Mellado

0 vistas

Suscribete a nuestras notificaciones

  • Blanco Icono de Instagram
  • White Facebook Icon

Una radio para tu familia, donde encontrarás temas sobre el liderazgo que debes de tener en tu hogar, comunidad y trabajo. Somos Conecta Multimedia.
Correo produccionconecta@gmail.com

Los Mochis, Ahome, Sinaloa, México.